Cuento fantástico la palomita de la patita de cera

Cuento fantástico la palomita de la patita de cera

En Nicaragua a muchas personas que se emocionan al oír un cuento fantástico acerca de una linda paloma blanca que por azares del destino, perdió una de sus patas durante una fuerte tormenta.

Un arcángel que se encontraba cerca de ella, fue testigo del inmenso sufrimiento que experimentó el animal al quedar cojo. Motivo por el cual trató de arreglar la situación.

– No te preocupes palomita. En un santiamén recobrarás tu patita. Mencionó.

Pronunciadas estas palabras, el espíritu del bien como un poco de cera y con el calor de sus manos moldeo una pata idéntica a la que el ave había extraviado. Se la colocó con cuidado y le dijo

– Ahí la tienes, como nueva. Ahora sigue tu camino y olvida los malos recuerdos, ya que sólo envenenan tu alma.

– Gracias, la cuidaré.

Sin embargo, para su mala suerte al día siguiente hizo un día esplendoroso. La palomita cansada de revolotear buscando una sombra, se paró sobre una roca y la cera se derritió.

– ¿Por qué me haces esto roca? Si yo nunca he sido mala contigo.

– Yo no te hice nada palomita. En todo caso si buscas a alguien a quién reclamarle, te sugiero que vayas a hablar con el sol, pues es el encargado de elevar las temperaturas en la tierra.

La paloma hecho volar y cuando estuvo frente al brillante astro solar le dijo:

– ¿Por qué calentarse a la roca? Por culpa de eso, mi patita de cera se derritió y ahora no podré caminar normalmente.

– No tengo la culpa de lo que te ha acontecido. Reclamarle a las nubes, que ellas tienen encomendada la tarea de cubrirme, precisamente para qué el mundo no se caliente tanto.

La paloma fue hablar con las nubes, quienes le mencionaron que desgraciadamente esa mañana no tenían agua, como para alejar al sol. Aparte una de ellas le comentó:

– No hay nadie más poderoso en el universo que Dios, seguro él podrá dar una solución.

Finalmente, la palomita consiguió dar con el Creador, quien asombrado por el relato del ave, inmediatamente le regresó su patita. Sólo que esta vez era de carne y hueso.

Bloody Mary

Si sueles leer leyendas cortas de terror seguramente habrás escuchado hablar de historia de Bloody Mary e habrás intentado llamarla o convocarla para probar si es real o simplemente están intentando asustarte. Aunque como es una leyenda simplemente no hay como probar si realmente sucedió lo que se cuenta por las calles.

Bloody Mary

 

 

 

 

Se dice que Bloody Mary, es una chica de que estaba enferma y llego a morir. Su familia la enterró pero por esos años se solía enterrar a los muertos con una acuerda que daba a la superficie y estaba conectada a una campana. Aunque supuestamente Mary no había fallecido del todo resulta que ella despierta y toca la campana pero nadie la escucha. Al día siguiente sus familiares encuentran la campana caída, desentierran a Mary y se dan con la sorpresa que ella tenía las uñas rotas y ensangrentadas como si hubiera intentado liberarse. Antes de morir Mary echo una maldición y ahora todos lo que se encuentren frente a un espejo y llamen a su nombre tres veces escucharán el sonido de una campana y morirán ensangrentados.

Como todas las leyendas de terror cortas se dice que se han conocido casos reales del mismo pero no hay ninguna sustentación de ello. También se cuenta que hay personas que han logrado escapar del asesinato cuando la han convocado pero que su vida ha sido todo un calvario ya que están condenados a sucesos tenebrosos y trágicos. Al igual que también se dice que hay personas que han escapado y no les ha pasado nada sin embargo personas cercanas a ellos les pasaban cosas extrañas siendo así que a los otros cumplían la maldición que él convoco. Es así que Bloody Mary siempre lograba su cometido de maldición el matar a todas las personas que la llamaban cuando ella era convocada.

Leyenda de la secundaria Hidalgo

Leyenda de la secundaria Hidalgo

Muchos son los planteles de educación básica cuyos muros están llenos de leyendas y mitos. Ojo, no lo digo en el sentido metafórico sino en hechos que han podido ser comprobados con el transcurso de los años.

Sin ir más lejos, me gustaría platicarles el día de hoy una de las leyendas de la secundaria Hidalgo. Se dice que durante la década de los años 60 asistía a ese recinto de instrucción académica, un estudiante de nombre Anselmo.

Su apariencia era lo que ahora podríamos denominar como “Nerd”, es decir, peinaba su cabello hacia atrás y lo fijaba en su sitio con la ayuda de jugo de limón. Tenía unos grandes espejuelos que le tapaban hasta la mitad de los pómulos.

Lo que más le gustaba hacer era llegar temprano a su salón de clases y esperar a que el profesor empezara a impartir la sesión del día. En los recesos no salía a comer el almuerzo, sino que se quedaba sentado en su banca leyendo un libro.

Infelizmente al regresar del receso decembrino, la salud de Anselmo había cambiado radicalmente. Nunca fue uno de los alumnos más populares de la escuela, sin embargo, todos se dieron cuenta de que aquel niño estaba gravemente enfermo.

Algunos de sus camaradas se acercaban a preguntarle qué era lo que le estaba sucediendo a lo que él se limitaba a decir:

– Me duele un poco la cabeza, pero eso es todo. Ya verán como mañana estaré bien.

Las jaquecas de Anselmo continuaron y cada vez el dolor se hacía más agudo. Inclusive hubo ocasiones en que los profesores tuvieron que sacarlo del salón debido a los fuertes gritos que emanaban de su boca.

Súbitamente dejó de asistir a clases y a fin de cursos el director del plantel anunció en un acto solemne el fallecimiento de aquel estudiante. Desde el siguiente año escolar, algo muy extraño pasó en ese salón, los alumnos que se sentaban en la banca que alguna vez le perteneció Anselmo, sentían la presencia de alguien que los movía o inclusive les des acomodaba sus cosas de la mochila.

La banca fue retirada y llevada a otro sitio, no obstante, siempre aparecía en el mismo lugar. Por ello, optaron por dejarla vacía, ya que varios padres de familia estuvieron de acuerdo en que la presencia de Anselmo continuaría allí por siempre.

Cuentos Disney el libro de la selva

Cuentos Disney el libro de la selva

Este cuento Disney se estrenó a finales de la década de los años 60 y tiene como peculiaridad principal el ser el último filme en el que participó activamente el señor Walt Disney. En esta ocasión se adaptó la novela de Rudyard Kipling, famoso novelista de origen indio que transmitió todo el colorido de la vida salvaje por medio de las palabras.

Este cuento inicia cuando Bagheera, una pantera negra y de buen corazón se encuentra a un cachorro humano dentro de una cesta de mimbre. En ese momento el felino comprende que si lo deja al pequeño abandonado a su suerte, es muy probable que perezca. Por ese motivo, decide llevárselo a unos amigos lobos para que cuiden de él. Cabe mencionar que los animales que interactúan con Mowgli (así llamaron el niño) hablan con total naturalidad a lo largo del cuento Disney.

Años más tarde los animales de la jungla se enteran de que Shere Kan, un feroz tigre de bengala, ha regresado a esos lares con el único fin de matar al “cachorro humano” para así evitar que éste se convierta en hombre y así aprenda a utilizar las armas de fuego.

Mientras tanto Bagheera es el encargado de conducirlo hasta la aldea del hombre, sitio en el que Mowgli estará seguro. Sin embargo, esta misión no será nada fácil ya que además de sortear algunos peligros, se toparán con el oso Baloo y el rey Louie personajes que aportan los momentos más chuscos e hilarantes de la película.

El 100% de los dibujos que vemos en pantalla fueron coloreados a mano y se creó una técnica especial para que la colorimetría fuera lo más apegada a los tonos reales que percibe el ojo humano.

Disney cambió algunas de las características de los personajes principales, para que la sucesión de hechos se hiciera de manera mucho más fluida y entendible por los más pequeños de la audiencia.

De su banda sonora son inolvidables canciones como: “Quiero ser como tú” o “Busca lo más vital”.

En la actualidad este clásico lo puedes encontrar en blue ray con imagen absolutamente restaurada.

Bardo, el perro

Cuenta la historia que en las afueras de una gran ciudad vivía Bardo, el gran perro blanco de un anciano solitario muy querido por sus vecinos quien no quiso mudarse con sus hijos luego de que muriera su esposa. Bardo era la única compañía constante que tenía el anciano, pues a pesar de que mantenía buenas relaciones con todos los miembros de la comunidad tarde o temprano las personas debían abandonarle para volver a sus hogares y era solo el enorme perro quien se mantenía a su lado.

Bardo y su dueño tenían ya cinco años viviendo juntos, el perro estaba perfectamente entrenado, así que podía estar en todos los lugares donde estuviese su dueño sin causar problemas. Todos en la zona residencial estaban acostumbrados a ver el inseparable par de figuras caminar muy temprano para hacer ejercicios antes de que arreciara el sol.

La rutina de Bardo y su dueño se mantuvo más o menos igual durante muchos años, hasta una noche en la que los vecinos se sobresaltaron al escuchar incesantes ladridos que provenían de la casa del anciano. Los ladridos no pararon durante media hora, y como todos sabían que no era común que el perro ladrase tanto se acercaron a ver qué ocurría. Resulta que el señor mayor había sufrido un infarto mientras se duchaba y no había muerto, pero se encontraba inconsciente junto al perro fiel que ladraba sin parar.

Llevaron al anciano al hospital, donde debido a su condición delicada murió al cabo de una semana. Todos los días, sin moverse de su puesto, el enorme perro esperó en vano ver la figura de su amado dueño salir caminando por la puerta del hospital. Todos los días durante un año Bardo esperó a su dueño hasta que finalmente él también murió. Muchos en aquel barrio recuerdan esta hermosa y conmovedora historia.

Autor: www.historiasdeterror.org.mx

Leyenda corta de las ollas de barro

Leyenda corta de las ollas de barro

La época decembrina, al menos en nuestro país, se utiliza para recordar esas leyendas cortas mexicanas que te gustaban de niño. En esta ocasión les quiero compartir la historia de don Federico, un hombre que se dedicaba a elaborar piñatas.

Las piñatas son grandes recipientes que se rellenan con dulces, frutas y demás colaciones. Según se cuenta en las leyendas cortas mexicanas, su propósito es destruir de manera simbólica a los siete pecados capitales.

En fin, a Federico le preocupaba entregarles a sus clientes productos de calidad, motivo por el cual sus piñatas eran confeccionadas solamente con ollas de barro y no de periódico como lo hacían sus competidores. Era un trabajo extenuante pero sus compradores quedaban fascinados con su labor.

Sin embargo, uno de sus enemigos entró una noche a la bodega donde don Federico guardaba celosamente sus materiales y sin miramientos rompió con un martillo todas las ollas de barro y roció los demás productos con gasolina para finalmente prenderle fuego al lugar.

Al día siguiente Federico dijo:

– ¡Qué voy hacer ahora! Todos los ahorros que tenía los invertí en mercancía para la época navideña. No tengo cómo recuperar ese dinero y más aún que les voy a decir a mis clientes.

Se arrodilló en una fría noche de diciembre y le pidió con el mayor de los fervores a una estrella fugaz que le ayudara a idear la manera de cómo salir adelante.

Raro pero esa noche al poner su cabeza sobre la almohada se quedó profundamente dormido hasta que los rayos del sol lograron despertarlo. Antes de desayunar, fue a su bodega para revisar si algo se podía rescatar.

Entró al local chamuscado y lo primero que observó fue que el sitio estaba lleno de papeles de china multicolores, pegamento, ollas de barro etcétera.

– ¡Es un milagro! Gritó desaforadamente.

– No Federico, yo te traje esto pues soy el responsable de que tus cosas se hayan quemado.

El hombre volteo hacia atrás y notó que quien le hablaba era su enemigo quien entre sollozos le confesó sus malas acciones.

– Te pido perdón. Y si quieres llama a la policía. Lo siento pero es que los celos me cegaron.

– No tengo que perdonarte. Quizás yo hubiera hecho lo mismo si me encontrara en tu posición. ¿Por qué no dejamos de ser enemigos y nos ponemos a trabajar juntos?

– Me parece estupendo Federico.

A partir de ahí los dos hombres se convirtieron en los mejores amigos.

Cuentos Disney La Sirenita

Cuentos Disney La Sirenita

Este año la Sirenita, el que desde mi particular punto de vista es el filme que recobró la magia de los cuentos Disney, cumple en noviembre su 25 aniversario. Recuerdo haber ido con mis papás a verla al cine.

Los cuentos Disney se caracterizan por tomar algunos elementos de una obra clásica y dotarlos de símbolos universales, a fin de que en cualquier territorio en el que se proyecte la cinta, el mensaje quede bien establecido. Esta vez, los encargados de este proyecto tomaron la obra de Hans Christian Andersen como cimiento.

En los primeros minutos, se nos muestra que en el reino marino se está llevando a cabo una gran celebración. En ella participan las hijas del rey del mar (con excepción de la más joven, quien tan solo tiene 16 años y su tiempo libre lo utiliza para recolectar artilugios provenientes de la superficie).

El soberano al enterarse de esto se enfada bastante, ya que las sirenas tienen prohibido establecer contacto con los humanos. Para evitar que esta situación se le saliera de control, mandó seguir a su joven hija hasta su escondite.

Una vez que dio con la ubicación del sitio, el mismo destruyó la “colección” de la chica utilizando sus poderes mágicos. Sin embargo, la joven en vez de abandonar la idea de visitar la superficie, decidió que debía lograr su objetivo a cualquier precio.

Por tanto contactó a la bruja del mar, quién con engaños le dio una pócima que le permitiría convertirse en humana. A cambio de eso, la joven debía entregarle su voz a la hechicera.

Este sólo es el arranque de la acción. Así que si aún no has tenido oportunidad de echarle un vistazo, no te preocupes, ya que aún te quedarán muchas cosas por descubrir.

La Sirenita es una película llena de color, con excelentes ilustraciones pintadas a mano y además con una banda sonora magistral ganadora de un premio Grammy. En resumidas cuentas, deja que tu imaginación viaje libremente y se sumerja “bajo el mar”.

Un año nuevo trágico

Un año nuevo trágico

Una familia muy acomodada de cierto pueblo estaba preparándose para recibir el año nuevo el 31 de diciembre a la noche en el patio de la casa de Manuel, quien había conseguido cosechar millones de dólares gracias a su participación en las principales bolsas bursátiles.

Minutos antes de llegar a las 0:00, todos los integrantes de la familia se encontraban buscando a Manuel, a quien no se lo veía hace horas en esta celebración. Pasó año nuevo y no lograron encontrarlo, hasta que escucharon los gritos de los hijos de Manuel en el patio trasero, por lo que cuando llegaron todos allí se dieron con que Manuel se encontraba colgado de un árbol ya sin vida.

Pasadas semanas del hecho trágico que marco las vidas de los familiares cercanos de Manuel, una mujer llamó a la puerta de la casa en donde había fallecido hace días esa persona. Un hijo de Manuel abrió la puerta y se encontró con una mujer con un aspecto muy desagradable y con mal aliento, quien le arrojó unas cartas en su cara y unas flores secas, gritando a su vez: “Manuel murió por traicionarme, por lo que ahora también todos ustedes están malditos”. Y luego de eso la mujer se fue caminando y riéndose. En un principio los familiares de Manuel no le dieron importancia a esta mujer, aunque luego comenzaron a darse cuenta que era verdad lo que había dicho.

Cada 31 de diciembre los familiares de Manuel aparecían colgados o simplemente muertos en la casa de Manuel o en donde se encontrasen en el momento justo llegado a fin de año. Cada año moría un nuevo integrante de la familia, hasta que no quedó ningún integrante.

Esta es una de las leyendas de terror que más acostumbran a contarse en un poblado cercano a Detroit, Estados Unidos, en donde vivía Manuel.

Cuentos Disney Blancanieves

Cuentos Disney Blancanieves

Pocos imaginaban el éxito que tendría el primer largometraje animado de la historia. Obviamente me refiero al clásico de Blancanieves y los siete enanos, relato llevado a la pantalla por un visionario de Chicago que construyó un imperio con la ayuda de un pequeño ratón de guantes blancos y pantaloncillos de color rojo. Este es uno de mis cuentos Disney favoritos y enseguida te explico por qué.

El material literario que se tomó como base fue la obra escrita por los hermanos Grimm. Por supuesto, Walt le hizo unos pequeños cambios con el fin de convertirlo en una obra cinematográfica que pudiera ser disfrutada tanto por los padres de familia como por sus hijos. Sobra decir que Blancanieves y los siete enanos es uno de los cuentos Disney más amados por generaciones.

El primer acto sucede de manera similar en ambas versiones, es decir, la madrastra de Blancanieves vive obsesionada con el tema de la belleza y al enterarse de que su hijastra es la más hermosa de todo el reino, no duda ni por un segundo en quitarla del camino.

Para cumplir su objetivo, manda llamar a uno de sus vasallos y le encarga que asesine a la chica mientras la lleva de paseo al bosque. En un primer momento, el hombre acepta las órdenes de la reina, pero cuando está a punto de matar a Blancanieves recapacita y le da a la joven la oportunidad de refugiarse en el bosque.

Luego de recorrer un largo trecho, la chica llega a la cabaña de los siete enanos, quienes la terminan aceptando y protegiendo.

Por su parte la reina se entera de que sus deseos no fueron cumplidos, con lo que decide “arreglar las cosas por sí misma”.

En esta sección del cuento Disney encontramos una diferencia con respecto al relato de los hermanos Grimm, pues en ese texto la reina trata de envenenarla tres veces, siendo la última en donde por fin consigue su propósito con la famosísima manzana envenenada.

El otro cambio importante se da al final, ya que en el cuento original no se menciona para nada al “beso de amor” como antídoto del hechizo.

Si aún no la has visto, corre a tu videoclub más cercano o a tu proveedor de películas en línea. No te arrepentirás.


El expendio de rosquillas

El expendio de rosquillas

Uriel había puesto todo su esfuerzo en un negocio de donas para convertirlo en el más importante del rumbo. La fila que se formaba cada mañana en su puerta antes de que diera la hora de apertura, era tan grande que fácilmente le daba toda la vuelta a la manzana.

El procedimiento para elaborar los productos invariablemente seguía la misma metodología. Primero Uriel pesaba y medía cada uno de los ingredientes hasta que estuvieran de acuerdo a lo que marcaba la receta, poco después procedía a hacer la masa y dejaba las rosquillas levar hasta que estas alcanzaban la altura correcta.

Aunque tenía personal que le ayudaba, no permitía que nadie entrara la cocina, mientras las donas estuvieran cocinándose, pues tenía la idea de que si algo extraño interfería con el procedimiento de producción, los alimentos perderían calidad.

Sin embargo, un día su celular sonó y tuvo que dejar de encargado a Ramón, quien se desempeñaba como lavaplatos.

– Escúchame bien por favor. No tienes que hacer nada del otro mundo más que cuidar 15 minutos estas rosquillas hasta que se doren y después darles la vuelta y esperar el mismo lapso de tiempo. ¿Quedó claro? Espero regresar en menos de dos horas.

– Sí patrón, no hay ningún problema.

Apenas Uriel dejó el negocio, Ramón volvió a la bodega pues había dejado encendida la radio y no quería perderse su programa favorito.

Alrededor de 45 minutos después, oyó la que le pareció ser nada más y nada menos que la voz de su jefe diciéndole: “No puede ser que ni siquiera hayas podido seguir una orden tan sencilla como la de vigilar las donas”.

Inmediatamente salió de donde estaba y fue a la cocina, sólo para encontrar un escenario perteneciente a una leyenda de terror.

Las paredes del lugar estaban ahumadas, pero eso no fue lo peor, ya que dentro de una de las freidoras yacía el cuerpo achicharrado de su patrón.

Te contamos los mejores cuentos de Disney para que se los leas a tus peques.