Cuentos Disney Blancanieves

Cuentos Disney Blancanieves

Pocos imaginaban el éxito que tendría el primer largometraje animado de la historia. Obviamente me refiero al clásico de Blancanieves y los siete enanos, relato llevado a la pantalla por un visionario de Chicago que construyó un imperio con la ayuda de un pequeño ratón de guantes blancos y pantaloncillos de color rojo. Este es uno de mis cuentos Disney favoritos y enseguida te explico por qué.

El material literario que se tomó como base fue la obra escrita por los hermanos Grimm. Por supuesto, Walt le hizo unos pequeños cambios con el fin de convertirlo en una obra cinematográfica que pudiera ser disfrutada tanto por los padres de familia como por sus hijos. Sobra decir que Blancanieves y los siete enanos es uno de los cuentos Disney más amados por generaciones.

El primer acto sucede de manera similar en ambas versiones, es decir, la madrastra de Blancanieves vive obsesionada con el tema de la belleza y al enterarse de que su hijastra es la más hermosa de todo el reino, no duda ni por un segundo en quitarla del camino.

Para cumplir su objetivo, manda llamar a uno de sus vasallos y le encarga que asesine a la chica mientras la lleva de paseo al bosque. En un primer momento, el hombre acepta las órdenes de la reina, pero cuando está a punto de matar a Blancanieves recapacita y le da a la joven la oportunidad de refugiarse en el bosque.

Luego de recorrer un largo trecho, la chica llega a la cabaña de los siete enanos, quienes la terminan aceptando y protegiendo.

Por su parte la reina se entera de que sus deseos no fueron cumplidos, con lo que decide “arreglar las cosas por sí misma”.

En esta sección del cuento Disney encontramos una diferencia con respecto al relato de los hermanos Grimm, pues en ese texto la reina trata de envenenarla tres veces, siendo la última en donde por fin consigue su propósito con la famosísima manzana envenenada.

El otro cambio importante se da al final, ya que en el cuento original no se menciona para nada al “beso de amor” como antídoto del hechizo.

Si aún no la has visto, corre a tu videoclub más cercano o a tu proveedor de películas en línea. No te arrepentirás.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *