Un año nuevo trágico

Un año nuevo trágico

Una familia muy acomodada de cierto pueblo estaba preparándose para recibir el año nuevo el 31 de diciembre a la noche en el patio de la casa de Manuel, quien había conseguido cosechar millones de dólares gracias a su participación en las principales bolsas bursátiles.

Minutos antes de llegar a las 0:00, todos los integrantes de la familia se encontraban buscando a Manuel, a quien no se lo veía hace horas en esta celebración. Pasó año nuevo y no lograron encontrarlo, hasta que escucharon los gritos de los hijos de Manuel en el patio trasero, por lo que cuando llegaron todos allí se dieron con que Manuel se encontraba colgado de un árbol ya sin vida.

Pasadas semanas del hecho trágico que marco las vidas de los familiares cercanos de Manuel, una mujer llamó a la puerta de la casa en donde había fallecido hace días esa persona. Un hijo de Manuel abrió la puerta y se encontró con una mujer con un aspecto muy desagradable y con mal aliento, quien le arrojó unas cartas en su cara y unas flores secas, gritando a su vez: “Manuel murió por traicionarme, por lo que ahora también todos ustedes están malditos”. Y luego de eso la mujer se fue caminando y riéndose. En un principio los familiares de Manuel no le dieron importancia a esta mujer, aunque luego comenzaron a darse cuenta que era verdad lo que había dicho.

Cada 31 de diciembre los familiares de Manuel aparecían colgados o simplemente muertos en la casa de Manuel o en donde se encontrasen en el momento justo llegado a fin de año. Cada año moría un nuevo integrante de la familia, hasta que no quedó ningún integrante.

Esta es una de las leyendas de terror que más acostumbran a contarse en un poblado cercano a Detroit, Estados Unidos, en donde vivía Manuel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *